CerrarEsta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas.

Peeling Químico Facial

/ Servicios / Medicina Estética / Peeling Químico Facial

Peeling Químico Facial

Los peelings son productos de diferente origen de los que se conoce su utilidad como regenerador cutáneo hace mucho tiempo. Con su uso conseguimos de forma general una exfoliación natural de la piel y la activación de mecanismos regenerativos cutáneos, y otros efectos beneficiosos que valoraremos de forma individualizada para cada paciente.

Todos los tratamientos médicos mediante peeling necesitan de una preparación previa de la piel con diferentes principios activos aproximadamente dos semanas antes, para facilitar la penetración del principio activo y mejorar sus resultados.
Normalmente se aplican con un intervalo de dos a cuatro semanas entre ellos y el número de sesiones necesarias depende del estado de la piel; lo habitual suele ser mínimo 3-4 sesiones para apreciar el efecto final.

Así pues, encontramos diferentes tipos de peelings, con sus particularidades:

Ácido glicólico

 Es un ácido derivado de frutas. Entre sus efectos e indicaciones:
  • Mejora el aspecto general de la piel, las arrugas finas y las hiperpigmentaciones superficiales. Al producir una ligera quimioexfoliación de la epidermis se induce una remodelación de la dermis papilar (estimula la neocolagenesis)
  • Su uso es muy útil en terapia preventiva contra el fotoenvejecimiento.
  • Indicado para tratar pacientes con acné comedoniano, ya que disminuye la adhesión de los corneocitos foliculares facilitando la eliminación de los comedones y previniendo su formación.
  • Mejora visiblemente las manchas eritematosas o pigmentadas que quedan tras la resolución de las lesiones del acné, aunque no mejora las cicatrices deprimidas.
  • Se indicaría para los pacientes con dermatitis seborreica, foliculitis de barba de los hombres.

No se debe realizar las sesiones en la época de verano, porque el peeling provoca la fotosensibilidad de la piel.

Ácido Mandélico

 Es un ácido derivado de las almendras amargas. Se puede aplicar en cualquier época del año, incluido el verano, porque no es fotosensibilizante, y también es muy adecuado para los pacientes para los fototipos altos de tez morena.

Es un peeling suave “silencioso” ya que no provoca irritación de la piel.

Entre sus indicaciones:

  • Indicado para las pieles con rosácea.
  • Tiene suave efecto exfoliante, estimulando la renovación celular, por lo que mejora la estructura de la piel, reduciendo las arrugas.
  • Tiene acción despigmentante, normaliza y unifica el tono de la piel, en caso de las hiperpigmentaciones postinflamatorias o post acné.
  • Acción antiacné o foliculitis: Tiene la acción bacterioestatica, por lo que previene las infecciones bacterianas de la piel. Asimismo, efecto seborregulador y antiinflamatorio.
 Ácido salicílico
 Produce una exfoliación suave y superficial de la piel, estimulando la renovación celular al eliminar de la misma todas las células muertas e impurezas retenidas en los conductos pilosebáceos. La reactivación del proceso de renovación logrará una mejoría inmediata en la tersura y brillo de la piel. Tiene acción seborreguladora, comedolítica, antiséptica, bacteriostática y fungicida, por lo que está especialmente indicado para el tratamiento de pieles con tendencia acneica.

Ácido Azelaico

 Es un peeling muy interesante, ya que es bien tolerado incluso en fototipos altos, no es fototóxico ni fotosensibilizante, por lo que se puede utilizar durante todo el año, y sus efectos beneficiosos son importantes:
  • Efecto seborregulador: Reduce los ácidos grasos en el sebo cutáneo antimicrobiano-regulador de la queratinización- normaliza el trastorno de la queratinización folicular que causa la formación de comedones en el acné y en la rosácea.
  • Despigmentante: interfiere con la actividad de tirosinasa (enzima responsable del cambio de tirosina a melanina), reduce la hiperactividad del melanocito aclarando el melasma (incluso en los fototipos altos) y homogeniza el color de la piel.
  • Antiinflamatorio/antioxidante: Útil en la cuperosis y rosácea

  Ácido Ferúlico

 El ácido ferúlico es un peeling que se caracteriza por su gran poder antioxidante ya que protege la piel de los radicales libres. Además es el primer peeling que, gracias a la tecnología de los nanosomas, previene y repara el fotodaño en el ADN celular. Está indicado en
  • Fotoenvejecimiento: Neutraliza los radicales libres y aumenta la acción antioxidante de las vitaminas C y E. Protege de la radiación UV-B y UV-A y potencia la acción de otros fotoprotectores
  • Cronoenvejecimiento: Es exfoliante y epitelizante.
  • Hiperpigmentaciones y melasma: Inhibe la actividad de la enzima tirosinasa.

Nomelán Fenol

El fenol es un poderoso agente que se ha utilizado históricamente en la mejora de las alteraciones más severas de la piel. De gran efectividad pero de gran dificultad de manejo en su formulación original, este peeling ha sido usado de manera muy controlada y restringida.

Actualmente las nuevas formulaciones nos permiten beneficiarnos de las propiedades de este producto de una manera totalmente adaptada a nuestro ritmo de vida diario.
El Nomelán Fenol está basado en el fenol combinado con otros principios activos con los que actúa de manera sinérgica para producir los siguientes efectos:

  • Rejuvenecimiento: Produce un efecto tensor (lifting) importante y es un poderoso exfoliante. Es un tratamiento ideal para las arrugas finas periorales o palpebrales.
  • Hiperpigmentaciones: Efecto despigmentante.
  • Acné y secuelas: Trata tanto las lesiones activas como las cicatrices.

Aunque el peeling permite vida social y laboral normal, se recomienda realizarlo antes del fin de semana.


Precios

desde 60€
consultar promociones

Consulta

93 153 60 26

Carro Elemento eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.